• Av. Belgrano 369 (C1092AAD), Buenos Aires, Argentina
  • (+54 11) 4331 4503
  • info@arowebsite.com
  • Av. Belgrano 369 (C1092AAD), Buenos Aires, Argentina
  • (+54 11) 4331 4503
ES | EN

Evaluación de parámetros viales: ¿en qué consiste?

La evaluación de pavimentos o parámetros viales, tiene varios usos y se distinguen 4 áreas de aplicación: estudios de rehabilitación de pavimentos, control de calidad, investigación y gestión de pavimentos.

Cuando se realiza un estudio de rehabilitación, el objetivo es determinar las causas de falla de un pavimento, para proponer las medidas correctivas necesarias. Si el análisis se realiza como parte de las actividades del proceso de control de calidad de obra, el fin será determinar si acepta o rechaza el asfalto.

En cambio, cuando se trata de investigación, el procedimiento se realiza con el fin de estudiar su comportamiento, para desarrollar y/o calibrar modelos empíricos de desempeño. En el área de gestión, el objetivo es conocer el estado del pavimento e identificar cuáles son las intervenciones que habrá que hacerse en esta etapa.

¿Cuáles son los procedimientos para evaluar los parámetros viales?

En lo que respecta a las herramientas utilizadas en la evaluación de pavimentos, hay diversos equipos de auscultación y diagnóstico. Hay que distinguir cuáles son de evaluación superficial y cuáles los estructurales. El primer tipo involucra medir la serviciabilidad del pavimento, y puede realizarse con equipos como el bump integrator, perfilometros laser, nivelación de precisión, u otros más simples como el Merlin. La elección de uno u otro dependerá del grado de precisión requerido, así como de la extensión de los tramos.

Un equipo de aplicación multiple en la evaluación de pavimentos es el georadar o Ground Penetrating Radar (GPR). Esa máquina consta de una antena que va montada en una camioneta, que recorre la ruta a velocidad normal, y permite auscultar el pavimento a profundidades entre 50 a 75 cm, dependiendo del tipo de antena utilizada. EL GPR se usa para determinar espesores de las capas de pavimentos e identificar defectos en las de asfalto o en la base granular.

En el área de control de calidad, el georadar se utiliza para detectar cambios en el coeficiente dialectrico de los materiales que componen la capa de pavimento. Otro equipo  de tecnología de avanzada, y que es utilizado en el control de calidad, es el densímetro no nuclear Pave tracker, que sirve para controlar el nivel de compactación en obra, y no presenta riesgo alguno al operador.

Una mención aparte merecen los equipos de relevamiento de fallas que emplean cámaras de video combinados con tecnología láser, en un esfuerzo por automatizar la toma y procesamiento de los datos.

En conclusión, es posible resumir el proceso de evaluación de parámetros viales, en 7 pasos:

  1. Recopilar información previa sobre el tramo en evaluación
  2. Realizar inspección visual
  3. Efectuar relevamiento con GeoRadar
  4. Hacer deflectometría
  5. Analizar resultados obtenidos de los pasos 1 al 4
  6. Realizar prospecciones en campo para tomar muestras de los materiales, y hacer ensayos de laboratorio según se requiera
  7. Definir las acciones a tomar a partir de los resultados obtenidos

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para ARO.SA

Solicitud de Información