• Av. Belgrano 369 (C1092AAD), Buenos Aires, Argentina
  • (+54 11) 4331 4503
  • info@arowebsite.com
  • Av. Belgrano 369 (C1092AAD), Buenos Aires, Argentina
  • (+54 11) 4331 4503
ES | EN

¿Es recomendable retrofitar máquinas antiguas?

¿Por qué retrofitar? ¿Todas las máquinas se pueden retrofitar? En un principio, la respuesta es un sí contundente, porque la relación costo-beneficio es excelente.

Retrofitar máquinas antiguas o desactualizadas es muy recomendable, porque evita tener que invertir en la adquisición de bienes de capital. Además, es más fácil de costear, ya que la mayoría de las empresas disponen de un presupuesto para reparación y mantenimiento de sus bienes de uso. El retrofit –también llamado rebumping o upgrade– constituye, entonces, una inversión que evita los costos asociados a la adquisición de un nuevo bien de capital.

Retrofitar permite sortear la engorrosa tarea de deshacerse de los equipos antiguos u obsoletos, permitiendo el mejor aprovechamiento del espacio productivo. Y, lo más importante, se obtiene mayor capacidad de producción y rentabilidad. Entre otras ventajas, permite mantener la precisión original de la máquina.

En líneas generales, podemos decir que cada retrofit es único y depende de las características del equipamiento (tipo, tamaño, estado general, antigüedad, etc.) y de la necesidad y los requerimientos que tenga el cliente. A continuación, haremos una breve referencia de los lineamientos generales del proceso y las ventajas del retrofitado de algunos equipamientos de laboratorios de Metrología y de producción.

Máquina de Medir por Coordenadas

Las Máquinas de Medir por Coordenadas (MMC) son las estrellas dentro del ámbito de la Metrología en cuanto a retrofit. Su robusta construcción y el bajo o nulo índice de desgaste –ya que no tienen solicitaciones mecánicas exigentes como una máquina herramienta–, hacen en general que sea una estructura en excelentes condiciones para retrofitar. El diseño y la construcción de la estructura en las MMC nuevas no han cambiado, lo que sí ha cambiado mucho, y cada vez a mayor velocidad, es la electrónica. Y es justamente el factor que hace que una máquina se vuelva obsoleta o desactualizada.

¿En qué consiste un retrofit de una MMC? Inicialmente, se hace una verificación exhaustiva de la máquina y se procede al reemplazo de todos sus componentes electrónicos (controlador, servodrivers, joystick) por componentes nuevos. Si es necesario –y no lo es en todos los casos–, se cambian las reglas de medición o se reemplazan viejos encoder rotativos por encoder lineales ópticos.  El cabezal de medición muchas veces puede ser aprovechado y reutilizado o bien puede requerir la instalación de uno nuevo, ya sea fijo o indexable. Dentro de estos últimos, se puede elegir entre las versiones manual o automática.

Generalmente, es necesario adecuar una PC para el software de medición elegido, verificar y calibrar. La MMC funcionará como una máquina nueva, recién adquirida.

Ventajas luego del retrofit:

  • El nuevo software de programación con interfaz de importación desde programa CAD hace que la programación sea más rápida y amigable reduciendo considerablemente todos los tiempos, incluso los de setup.
  • La interfaz gráfica y los asistentes de calibración hacen que los tiempos de mantenimiento y asistencia técnica se reduzcan considerablemente.
  • Los errores geométricos se compensan de manera electrónica, lo cual implica también una mejora del tiempo de trabajo.

Máquinas Universales de Tracción

El alto costo de adquisición de una nueva Máquina Universal de Tracción (UTM, por sus siglas en inglés) de gran porte (30, 50, 100 tn) hace que quien deba reemplazarla encuentre en el retrofit la solución más conveniente. Este costo no es el único factor fundamental.

Las exigencias normativas, en cuanto a ensayos normalizados, son cada vez mayores. Además, las máquinas antiguas u obsoletas no cuentan con esa posibilidad ni la de entregar informes en formato digital, que hoy en día es un requerimiento indispensable en la industria.

Hay varios aspectos a considerar para hacer un retrofit según las UTM sean electromecánicas o hidráulicas. A su vez, pueden ser mecánicas o que posean electrónica. Otra variable a considerar es que el cuadro de carga de la máquina esté en condiciones.

Según el tipo de UTM, el retrofit puede variar. En todos los casos, principalmente consiste en cambiar y/o implementar una electrónica adecuada y de última generación. Esta incluye, además del software, celdas de carga –tipo strain gages u otros– importantes tanto para la medición de fuerza como para el desplazamiento de la traversa.

En las electromecánicas es posible, no necesario, tener que cambiar el conjunto de motor y driver.

Si dichas UTM cuentan con extensómetros, se verifican y calibran. Si no cuentan con uno, puede agregarse.

Se finaliza el retrofit con la calibración del equipo con una celda de carga o anillo dinamométrico certificado.

Ventajas luego del retrofit:

  • No es necesaria una preparación previa para realizar un ensayo. Una vez seteados los parámetros del ensayo, la traversa se posiciona automáticamente para efectuarlo. Al finalizar solo resta imprimir el informe, sin la intervención del operario para su confección. Esta es otra ventaja, ya que cuando los operarios van cambiando no es necesario capacitarlos para esta función.
  • Las celdas con strain gages logran altos niveles de precisión, son libres de mantenimiento y desaparecen los componentes mecánicos como en las viejas máquinas de dial, los cuales requerían de un mantenimiento

Proyectores de Perfiles

Los Proyectores, al tener larga vida útil, suelen sufrir un desgaste importante en los componentes mecánicos, por el uso de la mesa y los nonios. Sin embargo, su actualización es más simple que los casos anteriores y garantiza altas prestaciones de los equipos.

El retrofit consiste en la puesta a punto del sistema óptico, verificación de los espejos, lentes, pantalla, y partes mecánicas. En general, en proyectores con mucho desgaste, se procede al realuminizado del espejo y al cambio de los rodamientos lineales. Esta primera etapa se trata de una “puesta a punto” para hacer el verdadero retrofit o upgrade, que se lleva a cabo con el agregado de reglas digitales con visualizador o calculador metrológico con salida a impresora y PC.

Este retrofit reúne todas las condiciones y ventajas de los demás retrofit, y mejora el rendimiento operativo y los tiempos  en general, entre otros. Actualmente se puede implementar un visualizador touchscreen.

Máquinas herramientas y electroerosionadoras

Para este tipo de máquinas de producción, debemos hacer un capítulo aparte. El retrofit incluye un plus: se trata de la adición de equipamiento de lectura electrónica para conocer la posición real de los ejes.

La máquina de producción está sometida a un trabajo muy exhaustivo y con gran carga horaria, lo que hace que ciertos componentes mecánicos, como tornillos sin fin, rodamientos guías, colisas, etc., comiencen a tomar un juego no deseado, propio de su desgaste. Este desgaste se traduce en errores al momento del mecanizado de las piezas.

La incorporación de lectores o visualizadores y reglas digitales no solo nos pone en aviso del desgaste, sino que, al fijar el cabezal directamente al eje movible, nos aseguramos que el movimiento registrado en el eje visualizado es el real y no un registro falso que podemos llegar a tomar de los nonios mecánicos, como producto del desgaste antes mencionado.

Hay visualizadores de 2 o 3 ejes. Estos tienen la ventaja de poder trabajar con lecturas absolutas y relativas. También se puede pre-setear algún valor determinado y transferirlo a los ejes. En este caso, los costos de este tipo de equipamiento para un verdadero upgrade son realmente bajos en comparación con el valor de una maquinaria nueva.

Ventajas del retrofit:

  • Muy bajo costo en comparación a la prestación
  • Mayor precisión
  • Menor tiempo de producción
  • Pre-seteo del lector y transferencia de datos a los ejes
  • Posibilidad de hacer agujeros en bridas
  • 99 pasos de memoria
  • Fresados cóncavos, convexos y en rampa
  • Posibilidad de hacer cálculos
  • Puesta a cero en cualquier punto

Y muchas más ventajas.

 

Este artículo no es exhaustivo, se trata de una introducción al proceso de retrofit. Cada máquina y cada cliente son únicos. Por lo que cada retrofit depende de la evaluación de la maquinaria, por un lado, y de los requerimientos del cliente, por el otro.

El Departamento de Servicio Técnico de ARO S.A. se encuentra capacitado para asistir consultas acerca de este servicio, y llevar a cabo el retrofit de sus máquinas.

Más información: info@aroline.com.ar.

Contenido producido originalmente por Sabio Marketing para ARO S. A.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitud de Información